Tratamiento de la Calvicie

Tratamiento de la Calvicie

Un alto porcentaje de la población masculina, pierde parte de su cabello en la medida que va envejeciendo. Condiciones raciales y familiares también influyen en la aparición de la calvicie. A algunos hombres les afecta de tal manera, que recurren comúnmente al uso de pelucas y peinados especiales, en un intento para disimular este defecto. Una solución efectiva y con resultados permanentes en el tiempo, es el implante de pelo del propio afectado desde un área del cuero cabelludo a otra. Este es el procedimiento más ampliamente usado actualmente en todo el mundo para el tratamiento de la calvicie. Es un método sencillo y poco agresivo para el cuero cabelludo. Le proporciona a la persona que se lo realiza un resultado estético natural y con cicatrices imperceptibles.

Preguntas Frecuentes

Pueden someterse a esta cirugía hombres y mujeres con diferentes grados de calvicie. En el caso del hombre, basta que tenga una cantidad aceptable de cabellos en las regiones laterales y en la nuca para ser candidato a esta técnica. Es posible realizarlos en cualquier etapa de la vida de la persona afectada. Esta operación tiene especial indicación en el hombre con calvicie incipiente o entradas moderadas.

Tiene la ventaja adicional que puede aumentar la densidad de cabello en forma progresiva, ya que se pueden hacer múltiples etapas. Si bien se trata de una operación de bajo riesgo, es esencial que sea efectuada por un Cirujano Plástico calificado para obtener el mejor resultado posible.

Hay complicaciones propias de esta técnica. Pueden formarse pequeños quistes de retención en las primeras semanas post-operatorias. Esto es fácilmente solucionable por el especialista y no deja ningún tipo de marca o secuela en el cuero cabelludo.

La persona tendrá una conversación franca con el médico especialista. En esta conversación le comunicará cuáles son sus expectativas reales. El Cirujano Plástico evaluará las motivaciones, tomando en cuenta el tipo de calvicie de la persona que consulta. Con estos elementos le informará al paciente lo que es posible conseguir y el tipo de operación que le conviene de acuerdo a la edad y tipo racial.

La operación se efectúa bajo anestesia local más una sedación. Con esto la persona estará adormilada, tranquila y relajada. El área del cuero cabelludo involucrado en el procedimiento quirúrgico está completamente anestesiado y el paciente no experimentará dolor.

La región dadora de cabello más común es la nuca. Ahí la calidad del cabello es mejor, ya que tiene una capa germinativa de gran durabilidad. Esta característica genética será mantenida en el área receptora, es decir en aquella región donde se implantará el cabello.
Aún si la calvicie fuera extensa, en la primera cirugía se puede colocar el máximo de 4.000 cabellos. En calvicies incipientes o moderadas es suficiente con una operación para resolver el problema.
El procedimiento demora alrededor de tres horas. Al término, se hace una curación con gasas y un vendaje elástico.

El paciente no necesita guardar reposo en cama. Tiene limitaciones en las primeras semanas para hacer deportes o grandes esfuerzos físicos. A los dos días de operado, el mismo paciente retira el vendaje de su cabeza y se lava con jabón antiséptico.
El cabello crece las dos primeras semanas alrededor de medio centímetro y posteriormente se cae prácticamente todo. Esto no debe preocupar ya que es parte de la evolución normal. Después de tres a cuatro meses, inicia su proceso germinativo de crecimiento, que va a ser definitivo alrededor del octavo mes después de la cirugía. En las calvicies extensas es posible efectuar una segunda fase de implante después de transcurridos estos ocho meses iniciales.

Si bien el método del microimplante no es perfecto, ofrece un resultado natural y está más de acuerdo con las expectativas promedio de los pacientes que buscan una solución definitiva al problema de calvicie que les afecta. Aquellos hombres que tienen calvicies extensas, existe la necesidad de un segundo y hasta de un tercer implante.
Independiente de lo anterior, esta técnica es sin duda la que produce el más alto grado de satisfacción, de todos los procedimientos o recursos existentes en la actualidad para la solución de la calvicie.